¿Son efectivos los antibióticos? ¿Crean Resistencia? ¿Persistencia?

¡Combate las infecciones! Descubre cómo evitar resistencias y persistencia a los antibióticos. Claves para proteger tu salud. ¡Haz clic para conocer más!

Antibióticos ¿Resistencia o persistencia?

El descubrimiento de los antibióticos en el siglo XX marcó un antes y un después en el tratamiento de enfermedades infecciosas bacterianas salvando muchas vidas lo que supuso un gran avance en el control de enfermedades que eran un gran problema en salud pública. (1)

Resistencia al antibiótico

Resistencia al antibiótico

Con el paso de los años y del uso y/o abuso de los antibióticos, están apareciendo situaciones en la que los antibióticos ya no son efectivos apareciendo infecciones persistentes y/o recidivantes.

Estas situaciones no sólo son achacables al mal uso de los antibióticos, sino que ya hay indicios que apuntan al uso de otros fármacos, al enfoque terapéutico algo sesgado o a la exposición contaminantes o tóxicos ambientales.

 


En este artículo hablaremos de…

  1. Resistencia o persistencia: qué son y en qué se diferencia
  2. ¿Cómo se produce la resistencia a los antibióticos?
  3. ¿Qué podemos hacer?
  4. ¿Y la persistencia?
  5. ¿Qué podemos hacer?
  6. ¿Qué más factores influyen en las resistencias y persistencias?
  7. ¿Qué podemos hacer?
  8. Referencias médicas

Diferencia entre «Resistencia» y «Persistencia»

Es importante distinguir estos conceptos ya que ambos llevan a una falta de eficacia de los antibióticos, pero los mecanismos son diferentes.

Hablamos de resistencia a los antibióticos cuando las bacterias que necesitamos erradicar con los antibióticos presentan genes de resistencia que expresan una serie de moléculas que destruyen el antibiótico o impiden su acción sobre la bacteria de modo que la bacteria puede sobrevivir en presencia del mismo.

Hablamos de persistencia a los antibitóticos cuando la bacteria presencia una alta tolerancia a la presencia de antibiótico sobreviviendo al mismo sin presentar una resistencia genética. Esta persistencia se debe a motivos como la forma en la que esa bacteria vive dentro del ecosistema microbiano.

 

¿Cómo se produce la resistencia a los antibióticos?

Cuando tomamos un antibiótico este va a actuar sobre una serie de grupos bacterianos que son sensibles a él produciendo la muertes de los mismos.

Otras bacterias sobrevivirán al tratamiento antibiótico por contener genes de resistencia previamente o mutar ante la presencia del fármaco dando lugar a nuevas resistencias.

Estas bacterias resistentes crecerán tras el tratamiento en el nicho microbiano en cuestión (intestino, vagina, boca, nariz, piel…) y tienen mecanismos por los que son capaces de transmitir esa información de resistencia  en forma de plásmidos a otras bacterias con las que conviven volviéndolas también resistentes.(2)

Este mecanismo es inherente al uso de antibióticos considerándose un efecto a largo plazo de los mismos. Estos genes de resistencia perduran en el tiempo configurando un resistoma o conjunto de genes de resistencia a los antibióticos en un ecosistema microbiano.

El que el uso de un antibiótico produzca más o menos resistencias va a depender de muchos factores: (3)

  • La presencia o no de bacterias portadoras de genes de resistencia antes del tratamiento antibiótico.
  • De si el antibiótico afecta a más grupos bacterianos (amplio espectro) o menos.
  • De si el antibiótico ejerce efecto localizado o sistémico.
  • Del tipo de antibiótico en sí ya que se ha visto que unos generan más resistencias que otros.
  • De la dosis y duración del tratamiento antibiótico y es que dosis bajas de antibióticos favorecen la transmisión de los genes de resistencia entre las bacterias.

¿Qué podemos hacer?

  • No usar antibióticos sin prescripción médica
  • Tomar correctamente las pautas antibióticas prescritas: a sus horas, en sus dosis y completando todos los días pautados, aunque antes nos encontremos mejor.
  • Tomar un probiótico adecuado durante el tratamiento y unas 2 semanas después ya que reduce la generación de resistencias.

 

¿Y cómo se produce la persistencia?

Los casos de persistencia tienen mucha relación con características propias de las bacterias y de cómo viven dentro de un ecosistema.

Existen bacterias que no presentan necesariamente genes de resistencia, pero sí formas de resistencia como las esporas que son capaces de sobrevivir en medios hostiles como temperaturas extremas, salinidad del medio o presencia de antimicrobianos. (2)

Estas esporas son generadas por las bacterias y otros microorganismos cuando se encuentran en situaciones de estrés vital y, aunque la bacteria muera, sus esporas son capaces de germinar cuando las condiciones del medio vuelven a ser propicias.

Otro aspecto importante es que las bacterias no viven aisladas en su hábitat, sino que se asocian con otros microorganismos con los que conviven formando biopelículas o biofilms donde se entremezclan distintos estratos de microorganismos con material extracelular que producen los microorganismos como polisacáridos, proteínas….

Viviendo en biopelículas resisten más a agentes agresores como los antibióticos dando lugar a situaciones de persistencia. (4)

De forma habitual, cuando se realiza los cultivos de microorganismos y antibiograma de los mismos se valora el efecto de diferentes antibióticos sobre los microorganismos aislados mostrándolos como sensibles o resistentes a los mismos, pero no se tiene en cuanta que este microorganismo no vive aislado en el ser humano de modo que puede ser sensible a un antibiótico de forma aislada y presentar persistencia en su ecosistema humano al vivir formando parte de estos biofilms.

¿Qué podemos hacer?

  • Entender el modo de vida del microorganismo en cuestión.
  • Ampliar la prescripción por parte del médico o farmacéutico de productos que rompan ese biofilm y/o actúen sobre las formas de resistencia.
  • Equilibrar el ecosistema microbiano para evitar el sobrecrecimiento de patógenos.

 

¿Qué más factores influyen en las resistencias y persistencias?

El uso de otros fármacos diferentes los antibióticos se postulan como parte del problema.

Diferentes estudios postulan que medicamentos altamente prescritos como los antidepresivos son parte de este problema. En estos estudios se estudiaba in vitro la generación de resistencias y/o persistencias a los antibióticos cuando cepas concretas se exponían a diferentes dosis de antidepresivos de diferentes grupos terapéuticos. (5)

Incluso en cortas exposiciones a los antidepresivos se produjeron mutaciones que generaban resistencias a los antibióticos o aumentaban la tolerancia bacteriana a los mismos.

Hay que tener en cuenta que estos estudios se realizan en cultivos in vitro donde las condiciones de vida de esas bacterias es diferentes que en su ecosistema microbiano dentro del ser humano por lo que se requieren más estudios para afirmar la relación real entre el uso de antidepresivos y la resistencia/persistencia a los antibióticos.

También se postulan como implicados contaminantes ambientales que entran en contacto con los microorganismos ambientales por contaminación de suelo, agua y aire y que pueden producir cambios en los mismos.

Mediadores: pesticidas y animales

Mediadores: pesticidas y animales

Sustancias químicas como plaguicidas usadas en agricultura permanecen en el medio ambiente pudiendo influir en la generación de resistencias de microorganismos residentes en ecosistemas naturales y también en los ecosistemas humanos por ingestión. (6)

Apenas hay estudios de la influencia de estas sustancias químicas sobre microorganismos concretos en cuanto a la generación de resistencias necesitándose más investigación para afirmar esta teoría.

Sí se conocen los efectos de estas sustancias sobre el ecosistema microbiano intestinal donde se observan efectos disbióticos y de alteración de la integridad de la barrera intestinal en modelos animales. (7)

¿Qué más podemos hacer?

  • No tomar medicación sin prescripción médica.
  • Intentar consumir productos ecológicos cuando sea posible.
  • Lavar la fruta y verdura con agua con bicarbonato para eliminar la mayor parte posible de estos restos de químicos agrícolas.

 

Resumen

Descubrir cómo los antibióticos transformaron el tratamiento de las infecciones fue fascinante, pero también enfrentamos desafíos. La resistencia bacteriana y la persistencia son problemas complejos: la resistencia se desarrolla cuando las bacterias se vuelven resistentes a los antibióticos, mientras que la persistencia ocurre debido a la tolerancia de ciertas bacterias, incluso sin genes de resistencia. Además del mal uso de antibióticos, los biofilms y la exposición a contaminantes también influyen.

Es crucial tomar antibióticos solo con receta, completar el tratamiento y considerar enfoques terapéuticos complementarios. Además, es importante evitar el uso innecesario de medicamentos, optar por productos orgánicos y lavar las frutas y verduras con bicarbonato para reducir la exposición a productos químicos.

Juntos, podemos abordar este problema de salud pública.


Referencias

  1. Anthony, Winston E et al. “Acute and persistent effects of commonly used antibiotics on the gut microbiome and resistome in healthy adults.” Cell reports vol. 39,2 (2022): 110649. doi:10.1016/j.celrep.2022.110649
  2. Jernberg, Cecilia et al. “Long-term impacts of antibiotic exposure on the human intestinal microbiota.” Microbiology (Reading, England) vol. 156,Pt 11 (2010): 3216-3223. doi:10.1099/mic.0.040618-0
  3. Fishbein, Skye RS, Bejan Mahmud, and Gautam Dantas. «Antibiotic perturbations to the gut microbiome.» Nature Reviews Microbiology (2023): 1-17.
  4. Yan, Jing, and Bonnie L Bassler. “Surviving as a Community: Antibiotic Tolerance and Persistence in Bacterial Biofilms.” Cell host & microbe vol. 26,1 (2019): 15-21. doi:10.1016/j.chom.2019.06.002
  5. Wang, Yue, et al. «Antidepressants can induce mutation and enhance persistence toward multiple antibiotics.» Proceedings of the National Academy of Sciences 120.5 (2023): e2208344120.
  6. Malagón-Rojas, Jeadran N., Eliana L. Parra Barrera, and Luisa Lagos. «From environment to clinic: the role of pesticides in antimicrobial resistance.» Revista Panamericana de Salud Pública 44 (2020).
  7. Matsuzaki, Rie et al. “Pesticide exposure and the microbiota-gut-brain axis.” The ISME journal vol. 17,8 (2023): 1153-1166. doi:10.1038/s41396-023-01450-9

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*