Jabón de Reishi y aceite de rosa mosqueta 150 GR

Conoce las cremas, limpiadores y sérum antiarrugas ecológicas con toda la calidad de farmacia.bio y las marcas más seguras del mercado ¡desarruga tus arrugas!

A partir de los 25 años empiezan a aparecer las primeras líneas de expresión en el rostro y, por lo general, después de los 30 surgen las primeras arrugas. Se trata de un signo del envejecimiento natural que aparece como resultado de la pérdida de la elasticidad de la piel y de la disminución de su grosor con el paso del tiempo.

De hecho, después de los 30 años se reduce la producción de colágeno y elastina, las proteínas que se encargan de mantener la piel firme y tersa, a la vez que disminuye la capa de grasa que protege la epidermis y se pierde la capacidad de retener agua. A esto se le suma el efecto de los agentes externos que aceleran la aparición de las arrugas, como el consumo de alcohol y tabaco, una mala alimentación y la exposición al sol, la cual puede acelerar considerablemente los signos del envejecimiento prematuro según demostró una investigación realizada en la Northwestern University.

Sin embargo, aunque no existen soluciones mágicas que detengan el proceso de envejecimiento y borren las arrugas del rostro, sí existen productos antiarrugas que ayudan a disminuir su profundidad y mejoran la tersura de la piel.

¿Cómo actúan los productos antiarrugas en tu piel?

  • Limpian el cutis. Al limpiar la piel, se eliminan las impurezas y las células muertas, lo cual no solo mejora su apariencia sino que además permite que los poros “respiren” mejor, a la vez que facilita la absorción de cualquier activo que se aplique a continuación. Esto explica por qué muchos productos antiarrugas contienen hidroxiácidos, unos compuestos con efecto exfoliante que ayudan a limpiar la piel.
  • Regeneran las células epidérmicas. Las células de la epidermis se debilitan a medida que la piel envejece, de ahí que los productos antiarrugas actúen sobre su ADN para fomentar su regeneración. Algunos de ellos contienen extracto de pasiflora, amapola y cacao, compuestos que favorecen la reparación del ADN dañado de las mitocontrias. Otros apuestan por compuestos naturales más revolucionarios como la célula bi-floral de azafrán y buganvilla que estimula la renovación de los queratinocitos y los fibroblastos, dos tipos de células epiteliales.
  • Hidratan la piel. Cuando la piel está seca, las líneas de expresión y las arrugas se acentúan. Por eso, muchos productos antiarrugas contienen ácido hialurónico y niacinamida ya que estos compuestos actúan hidratando la piel y estimulando su capacidad para retener las moléculas de agua. Este efecto también ayuda a “rellenar” las arrugas, haciendo que sean menos visibles a simple vista.
  • Reducen la profundidad de las arrugas. Los productos antiarrugas están diseñados para estimular la producción de colágeno y elastina, lo que contribuye a reducir la profundidad de las arrugas y a prevenir la aparición de nuevas líneas de expresión. Por eso, muchos de estos productos contienen la coenzima Q10, que ayuda a combatir la pérdida de colágeno, o aceite de rosa mosqueta, un aceite esencial natural que reduce las arrugas y retrasa los signos del envejecimiento prematuro.
  • Neutralizan los radicales libres. Los radicales libres son uno de los mayores responsables del envejecimiento de la piel y la aparición de las arrugas, por eso muchos de los productos antiarrugas incluyen agentes antioxidantes para neutralizar su efecto. Uno de los compuestos más empleados es el retinol, una vitamina liposoluble con un potente efecto antioxidante, pero también se utilizan otros agentes naturales como la vitamina C y E y el extracto del hongo reishi, el cual contiene polifenoles y flavonoides que contrarrestan la acción de los radicales libres.

Los tres tipos de productos antiarrugas más comunes

  • Limpiadores. Los limpiadores antiarrugas son mucho más que simples jabones. Además de limpiar la piel y dejarla libre de impurezas, actúan regenerando las células de la epidermis y retrasando los signos del envejecimiento prematuro. También facilitan la oxigenación de los poros de la piel, a la vez que actúan en muchos casos como exfoliante.
  • Crema. Las cremas antiarrugas son el producto por excelencia para combatir los signos del envejecimiento precoz de la piel ya que corrigen las pequeñas arrugas, reducen los poros abiertos y mejoran la apariencia del rostro. Por lo general, se clasifican en cremas para el día y la noche, aunque también hay otras variedades, como las cremas con protección solar o maquillaje.
  • Sérum. Los sérums antiarrugas son un tipo de cosmético que se emplea para fortalecer las células epiteliales y estimular la producción de colágeno y elastina. En la mayoría de los casos poseen una mayor concentración de ingredientes activos y, al tener una consistencia más ligera que la crema, pueden penetrar con más facilidad en la piel, por lo que tienen una elevada eficacia.

Referencias:
Gordon, J. y Brieva J. (2012) Unilateral Dermatoheliosis. The New England Journal of Medicine; 366: 25.


Productos de Antiarrugas

  • Jabón de Reishi y aceite de rosa mosqueta 150 GR

    Jabón de Reishi y aceite de rosa mosqueta 150 GR

    Hifas da Terra

    8,00
  • Nuxellence Éclat tratamiento antiedad 50ml

    Nuxellence Éclat tratamiento antiedad 50ml

    Nuxe

    55,00
  • Nuxuriance Ultra crema de noche 50 ml

    Nuxuriance Ultra crema de noche 50 ml

    Nuxe

    49,50